Problemas comunes del coche que nunca dejaran de sorprenderlo

Una vez que se tiene un vehículo, nunca se está libre de correr riesgos con él. Hay diversos problemas que con frecuencia pueden convertirse en un auténtico quebradero de cabeza, como el sobrecalentamiento del motor o un cristal roto. Suele suceder que muchos de estos inconvenientes le dejen tirado en medio de una calle a pleno tráfico, o en una avenida en penumbras muy tarde en la noche.

A continuación se mencionan los contratiempos más usuales, y algunas medidas que podrían ayudarle a prevenirlos:

No arranca: que su coche no arranque o que de plano se detenga, es muy factible que sea a causa de algún desperfecto con la batería o el alternador defectuoso. Girar la llave y que el coche no encienda es terrible, en este caso en particular lo mejor es prevenir. Un alternador malo, dependiendo de la avería que se trate, puede que tenga reparación; sin embargo, la batería no corre con la misma suerte y debe reemplazarse.

Con el mantenimiento y las revisiones al día, se puede alargar la vida útil de las piezas. Aunque para la batería no sea igual y su tiempo estimado de vida sea 5 años aproximadamente, sí es posible extender un poco su duración dándole los cuidados pertinentes; como por ejemplo, limpiando los bornes cada tanto, y hacer revisiones del estado de la batería y de su cableado. Es bueno que un electricista chequee de manera precisa el estado del acumulador y verifique cómo se resguarda la energía.

Problemas con el alternador: al ser quien mantiene a la batería cargada y estable, su principal signo de avería es que el coche no encienda o se apague de un momento otro. Algunos suelen pensar que se trata de la batería, pero es posible que quién esté detrás de esa falla sea realmente el alternador que no le ofreció la suficiente carga. Entre otros inconvenientes que se manifiestan se pueden apreciar problemas al acelerar y que no se activen los accesorios como los limpiaparabrisas, por ejemplo.

Fuga de aceite: se hace notar por las manchas negras que deja en el suelo donde se estacione o a su paso. Al principio no serán muy llamativas pero irán creciendo; quizás sean por un filtro mal colocado, una empacadura desgastada o daños en la junta del cárter. Estas averían precisan de atención rápida para evitar mayores inconvenientes.

Son muchos los grandes y pequeños problemas que pueden generar contratiempos bastante molestos, si se dejan acumular el resultado podría ser devastador. Aun y cuando crea que el coche no le será de más utilidad, puede que reciba una última ayuda si lo vende. Visitando cochesparadesguace.com es posible obtener una tasación gratuita, entre otros servicios que le serán de provecho para que todo el proceso de venta sea más rápido y práctico.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies