Las enfermedades cardiovasculares: enemigas silenciosas

En los predios médicos, muchas enfermedades son conocidas por sus síntomas y por lo agresivo de sus efectos en el organismo. Sin embargo hay un grupo particular con una terrible reputación ya que actúan de forma sigilosa, esto les ha valido el apodo de: las enfermedades cardiovasculares, enemigas silenciosas.

La denominación de “las enfermedades cardiovasculares, enemigas silenciosas”, despierta gran temor sobre los individuos que las padecen ya que viven en un riesgo constante a sus efectos, sin ni siquiera sospechar los apacibles avances dentro de su organismo.

No obstante, y gracias a la tecnología, ya no tienes que vivir con una espada de Damocles de forma perenne. Estudios, exámenes diagnósticos, aparatos, relojes pulsómetros y una consulta periódica a un especialista te mantendrán fuera del alcance de las enfermedades cardiovasculares, enemigas silenciosas.

Darle la batalla a estas patologías, requiere compromiso y disposición para crear un plan eficiente que integre consultas médicas periódicas, dietas bajas en colesterol, entre otras alternativas. No es despreciable contar con aparatos como los pulsómetros ya que podrían ser de gran ayuda para controles caseros.

 

Enfermedades cardiovasculares más frecuentes

 

1) El temido infarto: su avance se manifiesta con dolores en la región del pecho y asfixia, se origina por una falla en el flujo sanguíneo hacia el corazón lo que paraliza su funcionamiento. A fin de mantener un control de la actividad cardiaca en casa, muchos optan por tener un pulsómetro a mano.

 

2) presión en el pecho o angina de pecho: tiene su origen en una obstrucción parcial de las arterias coronarias producidas por excesos de depósitos de grasa y colesterol su principal efecto es un dolor agudo en el pecho, se diferencia del infarto porque en éste, aunque hay flujo sanguíneo, se da en menor cuantía.

 

3) Arritmia cardíaca se produce cuando los latidos del corazón son  irregulares y vienen acompañados de mareos y asfixia.

 

4) Aneurisma: producto de la inflamación de las paredes arteriales, el peligro de estas inflamaciones es que son desapercibidas por el sujeto que las padece.

 

5) Insuficiencia cardíaca: es el resultado de la poca afluencia de sangre necesaria al organismo. La insuficiencia también es derivada de afecciones como la hipertensión arterial y la diabetes.

 

Las enfermedades cardiovasculares, enemigas silenciosas cobran la vida de muchas personas es hora de atacarlas a tiempo.

Para ello no dejes que te tomen por sorpresa, detén sus avances con planes de acción efectivos apoyados por especialistas y dietas saludables en pro de mantener el colesterol en niveles óptimos. Asimismo recuerda que un pulsómetro cerca puede ser de gran apoyo para combatir al enemigo.

El pulsómetro puede llegar a ser un gran aliado para contrarrestar los efectos de estos enemigos silenciosos. La tecnología de estos equipos, cada vez más avanzada, facilita un conteo de las pulsaciones del corazón y es una manera práctica de mantener bajo control posibles ataques inesperados.

El miedo no te servirá de mucho, pero la prevención sí. Permite que tu vida tenga la calidad que mereces y ponle freno a las enfermedades cardiovasculares antes que su avance silencioso haga tu vida efímera.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies