Cómo salir del bloqueo en el trabajo

A cualquier persona que trabaje en un centro de negocios le habrá pasado que en algún momento de su trabajo diario se ha sentido bloqueado, no saber cómo seguir con nuestro trabajo a veces resulta mucho más estresante que el propio trabajo.

La falta de inspiración es totalmente normal, a los grandes artistas mundialmente conocidos las musas les han abandonado en más de una  ocasión. Así, habremos escuchado que hacen un parón hasta que la inspiración decide volver a visitarlos.

Pero a nosotros en el trabajo no se nos permiten los parones sabáticos, por lo tanto si nos sentimos bloqueados tendremos que afrontar lo más rápido que podamos  la situación para salir de ella y sacar adelante nuestra jornada.

Ya sea por el  cansancio, por volver de las vacaciones, porque se acerque la primavera y con el cambio de estación nos sintamos más apagados o porque tenemos una tarea que implica mucha más concentración llega un momento en el que no sabemos “arrancar”, le prestamos más atención a los aspectos negativos o estamos dándole vueltas a preocupaciones.

Dejamos de ver las posibilidades y soluciones que en otro momento veríamos, olvidamos nuestras fortalezas y entramos en un bucle de estrés. Cuando por fin conseguimos salir vemos que la solución era mucho más sencilla de lo que parecía. 

Cualquier psicólogo definirá “estar bloqueado” como aquella situación en la que tenemos un problema (una situación por resolver) pero centramos nuestra atención en los miedos o problemas en vez de en las posibilidades o soluciones.

En esta situación nuestro rendimiento decae, empezamos a agobiarnos por no sacar adelante la tarea y puede llegar a afectar nuestro bienestar personal.

¿Por qué se dan los bloqueos en el trabajo? Suelen darse por mucha carga de trabajo, excesiva responsabilidad, poco tiempo,jefes exigentes, mal ambiente laboral o mala organización entre otros.

La manera en la que decidimos afrontar esta situación depende en gran medida de nuestra personalidad, de cómo nos hayan enseñado a actuar en situaciones de estrés y de si nos ha pasado ya alguna vez.

 

Te contamos un par de trucos y pasos que puedes usar si te ves bloqueado en algún momento

1. No te agobies. Hay un proverbio chino que dice “Si el problema tiene solución ¿para qué te preocupas? Si no tiene solución ¿para qué te preocupas?”. Es cierto que dicho así suena fácil, pero igual de cierto que agobiarse no ayuda en nada a solucionar las cosas sino que las empeora. Cuando veas que no eres capaz de concentrarte en la tarea que tienes delante en vez de seguir  párate, respira y piensa que se trata de una situación temporal que tarde o  temprano se pasará.

2. Piensa en positivo. Cuando entramos en bucle solamente somos capaces de verlo qué pasará si no salimos del bloqueo, si en vez de eso piensas en positivo, viendo las diferentes formas que tienes de salir de la situación la inspiración vendrá por sí sola. Nuestros pensamientos son nuestro mayor aliado  pero también nuestro mayor enemigo. Es importante hacer un análisis de lo que nos decimos a nosotros mismos, si solamente empeoramos la situación tendremos que dejar de hablarnos de esa forma y cambiar las frases a “yo puedo”, “soy capaz” o “voy a encontrar la solución”.

3. No pierdas la motivación. Caer en la desmotivación y el catastrofismo es lo peor que te puede pasar, si ves que no puedes con una tarea pasa a una mucho más fácil. Con ella conseguirás distraerte, dejar de pensar en cosas negativas y centrarte en buscar soluciones prácticas.

4. Evita las relaciones tóxicas. Igual que evitas hablarte mal evita a la gente tóxica en tu centro de negocios. esta gente solamente te robará energía, intenta rodearte de personas que te transmitan tranquilidad y te aporten soluciones.

5. Divide y prioriza. Los agobios vienen a veces por no saber dividir una tarea enorme en pequeños pasos. es como intentar comerte una tarta de un solo bocado en vez de con cuchara, se vuelve algo prácticamente imposible.

6. Desconecta. Cualquier persona no es capaz de trabajar ocho horas seguidas sin notar el cansancio mental. por eso aprovecha los ratos de descanso para airearte, hablar con compañeros, hacer otra tarea que no tenga nada que ver con el trabajo…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies